Esta semana se desarrolló en las instalaciones de la Asociación Bancaria de Chascomus una importante reunión amplia y abarcativa, convocada por la Medea Nacional de Organizaciones que trabajan en Adicciones, buscando la prevención a las adicciones y volviendo a oponer a la legalización de las drogas. El evento contó con organizaciones sociales que expusieron sus experiencias. 

"Es necesario invertir en prevención, y también es importante plantear estas cuestiones tan sensibles a todos los candidatos. Debemos exigir que el tema del consumo de drogas sea una política pública, donde se invierta en la prevención en un ámbito educativo, preparado y especializado para tal fin", remarzó Javier Silberman, secretario general de la Mesa Nacional.

El directivo y una de las caras visibles de esta lucha, agregó que "estamos trabajando en la concertación con diversos sectores, sociales, eclesiásticos, comunidades terapéuticas, familiares para pensar juntos temas que tiene que ver con inversiones, educación, no legalización. Necesitamos que el SEDRONAR sea fortalecido para lograr ese fin". Silberman añadió un dato fuerte: "Somos el primer país de America en consumo de alcohol en menores de 18 años, y el segundo en consumo de cocaína en America, indicadores que nos deben poner en alerta".

Además de Silberman, el evento contó además con Jorge Ruiz, titular de la Mesa, y otros especialistas en el campo de las adicciones, representantes de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), Madres contra el Paco y referentes locales, quienes expusieron diversas temáticas enmarcadas en redes comunitarias, contención familiar, rol de las instituciones, espiritualidad y la importancia de la conformación de redes territoriales frente a las adicciones.

"Estamos satisfechos y orgullosos de recibir en Chascomús a la Mesa Nacional de Organizaciones que trabajan en Adicciones en una jornada que es innovadora", dijo Esteban Wood, ex coordinador de Estrategia Municipal sobre Drogas de Chascomús.

"La verdad no tiene que doler. La verdad no es contra nadie, por eso tiene que movilizarnos y comprometernos con esta problemática”, por lo que resaltó la necesidad de una continuidad en las políticas públicas, agregó Wood.

"Cuando hablamos de las adicciones en Argentina el panorama es sombrío y hablamos de una segunda epidemia o pandemia. Se puede cambiar la ciudad, el tema está en que nos han querido instaurar que el problema ya está y ‘contra eso no se puede hacer nada’, y sí se puede. La experiencia muestra que se ha podido revertir el consumo y esperemos que Chascomús y Argentina sean uno de ellos”, manifestó Ruiz.

"Trabajamos desde la Mesa Nacional adhiriendo al movimiento de #niunpibemenosporladroga'. Sostenemos y sostengo que la salida es con el compromiso de todos", cerró diciendo Javier Silberman.