El Gobierno nacional lleva adelante un relevamiento con el objetivo de ampliar la capacidad de camas no hospitalarias para sumar al sistema de salud como medida preventiva ante la potencial demanda de pacientes leves en el marco de la pandemia de Covid-19 decretada por la Organización Mundial de la Salud.

En ese sentido el ministro del Interior, Wado de Pedro, por pedido del presidente de la Nación Alberto Fernández, articula con otros carteras de gobierno medidas y acuerdos con sindicatos, clubes y otras organizaciones civiles, incluyendo iglesias, que permitirá alcanzar una disponibilidad de 16 mil camas para el ámbito del AMBA.

En ese marco esta mañana el titular de la cartera de Interior junto al ministro de Defensa Agustín Rossi recorrieron el Hospital Militar Reubicable (HMR) emplazado junto al Hospital Militar de Campo de Mayo, donde también se ampliarán sus capacidades para atender la demanda del sistema de salud con más camas.

De Pedro sostuvo que se está trabajando con clubes, municipios, iglesias, sindicatos y hasta hoteles privados para ampliar la disponibilidad: “Es tiempo de solidaridad y esta situación nos pone a prueba: no hay margen para la desunión, para mirar al costado”, resaltó.

El gobierno nacional junto al de la Provincia de Buenos Aires y la Jefatura de Gobierno de la Ciudad se encuentran abocados a multiplicar las camas de terapia intermedia e intensiva en los distintos centros de salud.

Con ese objetivo se están refuncionalizando sectores, acelerando la terminación de obras y abriendo hospitales que estaban cerrados. En ese aspecto, sólo en la Provincia de Buenos Aires, se proyectan 700 nuevas camas de terapia intensiva en los próximos días.

En el marco de esta tarea articulada, los clubes pertenecientes a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), ofrecieron pensiones y predios de concentraciones utilizados por los planteles, mientras que intendentes del Conurbano bonaerense han puesto a disposición dependencias municipales y polideportivos.

También se sumaron organizaciones sindicales, que pusieron a disposición tanto sus hoteles para afiliados como así también sus estructuras de obras sociales, a los que se sumaron empresarios privados poniendo a disposición sus plazas hoteleras.

Las distintas expresiones religiosas también han puesto a disposición camas en retiros y escuelas, a lo largo de todo el Conurbano, a los que se sumaron la Sociedad Rural con su predio de exposiciones y la AMIA, con camas y voluntarios, entre otras organizaciones.