El Intendente se prepara para abrir el periodo ordinario del Concejo
Deliberante. Apertura en la que expondrá las obras y gestiones realizadas
desde el inicio de la Gestión. Y sin dudarlo se pondrá firme en materia política

Un fuerte discurso inaugural dejará el intendente Martiniano Molina en la apertura del periodo de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante. Encuentro que se realizará especialmente en la Casa de la Cultura. Lugar elegido por el Concejo para dejar abierto el trabajo legislativo 2019, mientras que desde los distintos bloques políticos buscarán posicionarse de cara a octubre.
El gobierno buscarà mostrar a un Molina distendido junto al presidente del HCD Juan Manuel Bernasconi. En su discuRso, de acuerdo a fuentes confiables, el jefe comunal agradecerá a los quilmeños, a los concejales por aprobar numerosos convenios millonarios esenciales “para el desembarco de obras y beneficios para la comunidad”.
Según pudo saber El Suburbano, Molina realizará un balance de Gestión sobre los ejes de Obras, Salud, Educación, Desarrollo Social y Seguridad. Y se pondrá duro y picante en materia política. Algo que Molina ha aumentado en los últimos tiempos.
Durante su presentación el jefe comunal resaltará entre las Obras realizadas durante su Gestión la culminación de los bajo vías de Bernal, Don Bosco y Ezpeleta. “Tres bajo vías en dos años. Cuando en toda la historia de Quilmes es se hicieron cuatro”, explicaron allegados al In-tendente.
También, Molina detallará los trabajos realizados en avenidas y accesos: tales como Calchaquí, Mosconi, y avenida La Plata. El Metrobus -próximo a inaugurarse- en Calchaquí. El ensanchamiento de la avenida Mitre. Y destacará la recuperación de los espacios públicos, las obras de desagües en Villa Alcira y Villa Luján, entre otras de importancia para la ciudad.
Al hablar de la Seguridad, Molina resaltará el trabajo de María Eugenia Vidal en el “combate” a las mafias. Y sin dudar reafirmará la labor del Centro de Monitoreo y las cientos de cámara instaladas en puntos estratégicos del distrito. Los mil botones antipánico otorgados y la eficacia de los corredores escolares que son cubiertos por efectivos policiales.
El Intendente expondría la aplicación de la reglamentación de la ordenanza que declara la Emergencia en Violencia de Género y el inicio de la capacitación obligatoria en la temática para todos los funcionarios locales en el marco de la Ley Micaela, además de anticipar que Quilmes será uno de los primeros municipios donde se implementará el sistema de tobilleras electrónicas para agresores.
Al hablar de la Educación del distrito, el jefe comunal resaltará el trabajo realizado a través de fondo de educación en la reparación de las escuelas públicas de la Ciudad. Y principalmente haría hincapié en la apertura los jardines municipales en distintos puntos del distrito.
En materia de Salud, Molina mostrará la Red AMBA: El nuevo sistema del primer nivel de atención contempla mejoras en el modelo de gestión, la incorporación de profesionales de distintas especialidades y la ampliación del horario de atención de cada sala barrial. Programa que prevé una inversión cercana a los 315 millones de pesos, tendrá 29 CAPS, y beneficiará a 320 mil vecinos y permitirá que cada quilmeño tenga una sala a no más de 15 minutos de su domicilio, lo cual permitirá dejar a los hospitales más aliviados para que puedan dar respuesta oportuna a casos de alta complejidad o urgencias. Y no obviará destacar las virtudes de las prestaciones del SAME.
Con estos ejes de Gestión, el Intendente Molina buscará mostrar su Gestión en relación a lo recibido el 10 de diciembre de 2015. Un paralelismo que intentará resaltar para potenciar el presente con obras terminadas y en funcionamiento.
Como dato picante, varios allegados son los que insisten en que su discurso no pasará desapercibido en materia política, dándole un filo que podrìa merecer otros análisis de cara a su intento reeleccionista.