"Un vengador anónimo baleó a tres jóvenes y mató a uno tras un raid criminal en Quilmes. Sospechan que el justiciero sería un policía". (Foto uno de los delincuentes abatidos)

"Un vengador anónimo baleó a tres jóvenes y mató a uno tras un raid criminal en Quilmes. Sospechan que el justiciero sería un policía". (Foto uno de los delincuentes abatidos)

Un tirador anónimo mató horas atrás en Quilmes a un "joven de 24 años y baleó a un adolescente de 15, quien resultó gravemente herido, y a otro que logró huir, cuando cometían un raid delictivo, que incluyó el robo de una moto y el asalto a una joven que salía de su casa para ir a trabajar", informaron hoy fuentes judiciales y policiales.
Lo insólito del caso es que en un relevamiento realizado por la policía y el fiscal de turno de Quilmes a cargo del caso, Jorge Saizar, "no se halló una sola vaina servida ni un testigo que dijera haber escuchado detonaciones, a pesar de que el hecho se produjo en plena madrugada y que se efectuaron al menos seis disparos en un radio no mayor a 700 metros", detallaron las fuentes a Portal Info Argentina.
Los vecinos de la zona sostienen que son varios los delincuentes zonales que aparecieron muertos en los últimos meses si saber quién los mató, por lo que corroboran que es un Vengador Anónimo.

El hecho se produjo el último  jueves a la madrugada en la Lugones de Quilmes Este, y dejó un saldo de dos delincuentes heridos y uno muerto. Allí, una mujer fue interceptada en Andrés Baranda y Uruguay por una moto con tres hombres que intentaron robarle la cartera. Como la víctima se resistió, efectuaron un disparo intimidatorio al aire y escaparon sin concretar el robo. Casi diez minutos después, y a 12 cuadras de ese lugar, en la calles Lugones, entre San Martín y Moreno, la policía fue alertada sobre la presencia de dos personas heridas de bala y de una moto tirada en el medio de la calle. Los dos heridos -ambos de 15 años de edad- fueron trasladados de urgencia al hospital de Quilmes en muy grave estado y fueron sometidos a respectivas operaciones.

El portal Info Quilmes  agregó que "uno de los delincuentes murió horas después en el Hospital Iriarte debido a las lesiones de bala que sufrió en la zona abdominal, y sus allegados al enterarse de la noticia comenzaron a generar destrozos en el nosocomio, por lo que se montó un importante operativo policial que incluyó al grupo especial UTOI para preservar la integridad de los trabajadores. En tanto, su cómplice permanece internado en grave estado con dos impactos en el abdómen y un tercero había logrado darse a la fuga. Finalmente en las últimas horas, este último (apodado «Convulsión» y con un frondoso prontuario) logró ser detenido y será indagado en las próximas horas".