La solicitud fue impulsada durante la conformación del Comité de Crisis de Educación, el que funcionará en todos los distritos de la Provincia.

Asimismo, dejaron en claro que en aquellos lugares donde la situación está agravada ATE pidió que se suspendan las clases temporalmente, y señalaron que la Provincia no adhiere a la Resolución nacional que permite a los empleadores convocar a realizar tareas presenciales a trabajadores dispensados y vacunados.

Por su parte, desde ATE Quilmes reivindicaron a los trabajadores auxiliares de la educación, “para que los pibes y las pibas pueden seguir yendo a las escuelas de manera segura con todos los protocolos para no sufrir los embates de esta pandemia que azota al mundo en general y a nuestro distrito en particular”.

“Estamos orgullosos de la tarea que realizan y desde nuestra organización, vamos a seguir al lado de cada auxiliar, exigiendo lo que hay que exigir, en cada ámbito de discusión, para garantizar que trabajen en las mejores condiciones”, finalizaron.