Un nuevo escándalo sacude  en la seccional capital de ATE, la organización de trabajadores del Estado, que conduce Daniel “Tano” Catalano (lista Verde y Blanca), y que podrìa tener implicancias locales ya que se trata del candidato de Gadys Guillèn, quien intenta volver a conducir los destinos de este gremio compitiendo contra el actual titular, Claudio Arévalo.
En los últimos días un grupo de trabajadores denunció a Catalano por trabajo en negro y administración fraudulenta,  es por eso que la oposición estaría preparando una querella penal -según información de fuentes internas del gremio-, para saber fehacientemente las maniobras irregulares en  cuanto al manejo y destino de  los fondos del sindicato.
“Todo se destapó recientemente a raíz de un grupo de obreros de la construcción demandaron por millones de pesos al sindicato porteño”, dijeron. Y los trabajadores añadieron que “por habernos empleado en negro por años sin cumplir con el convenio colectivo de actividades, además denunciaron haber trabajado sin recibo de sueldo, ni ART ni aportes previsionales,  de lunes a viernes en forma ininterrumpida desde el 2015 y la actualidad haciendo  los arreglos en la casa del Tano Catalano”.