Se supo que días atrás, el denunciado titular del Parque Industrial de Quilmes, Ignacio Carpintero, remitió una comunicación a los empresarios, informando sobre un nuevo aumento en las expensas para los meses de septiembre, octubre y noviembre 2020. Más allá del malestar, varios ironizaron sobre la situación sabiendo los (irregulares) hechos conocidos públicamente desde hace tiempo en el manejo de las arcas del Polo. En un escrito, se preguntan:

“¿Qué pasó Sr. Carpintero?

¿Su abogado personal Dr. Frasquet le aumentó los honorarios y tiene que aumentar las expensas para pagarle?

¿El Diario Perspectiva Sur aumentó el abono para publicar las noticias que ud. escribe’?.

¿Aumentó el servicio prestado para cortar el pasto y limpiar  veredas?

¿Será que tiene que pagar el segundo borrador del protocolo de seguridad?

¿Al Dr. Ciabattoni no le alcanza con que entre todos le paguemos los honorarios de quien le lleva los papeles la Dra. Guarinos, que necesita contratar mas abogados?

¿Será para comprar pintura para tapar las pintadas de los muros perimetrales de predio?

¿No le habrá llegado, Sr. Carpintero, el momento de empezar a pagar expensas, para que los gastos no recaigan en el resto de los propietarios?

¿Pretende que sus lotes nunca paguen expensas?

¿Que será lo que lo hace pensar que tiene privilegios sobre el res-to de los propietarios?

¿Algún día, dará alguna explicación?”.

Durísimo. Pero confiados, esta vez, una buena parte de los empresarios quieren respuestas.