En las últimas horas el tema judicial se aceleró luego del intento de suicidio del arquitecto quilmeño, Marcelo Suárez, quizás la cara más visible de una organización mucho más amplia y -hasta aquí- con fuertes nexos en diversos ámbitos. Una trama de estafas y estafados con diversos y conocidos protagonistas de toda la zona sur.
Los abogados quilmeños, María Cecilia Lemos, y el especialista en Derecho Penal, Osvaldo Fiorenza , ya trabajan contrareloj para la inminente presentación ante la Justicia penal de una megadenuncia en representación de un importante caudal de víctimas, ante lo que se vislumbra como la » mayor estafa inmobiliaria » de todos los tiempos, en lo que se refiere a barrios cerrados.
Los emprendimientos afectados en la denuncia son «Hudson Park» de Berazategui, Torres de Bernal «Mansión Towers», en Bernal Centro, Fincas de Peralta Ramos de Mar del Plata , La Reserva de Canning en Ezeiza , entre otros más.
El antecedente de 2017
Los presuntos autores de la maniobra delictiva que se llevará ante la justicia en horas, deberán responder por la posible comisión de delitos que no les resultarán desconocidos, ya fueron denunciados por el mismo Estudio de Abogados ante la Justicia Quilmeña en el año 2017, por los delitos de Estafa, Defraudación, Desbaratamiento de derechos acordados y Asociación Ilícita.
Quienes fueron sindicados en aquella oportunidad como responsables, aparentes, habrían perfeccionado su actividad ilícita a tal punto de haber afectado actualmente a cientos de víctimas.
De tal forma, como señalan los letrados que consultó este medio, «la maniobra defraudatoria ha escalado, que incluso, uno de los miembros de la presunta ‘organización delictual’ habría optado por la decisión extrema de intentar quitarse la vida, lo que si bien claramente no lleva al deslinde de su responsabilidad pone de manifiesto que el arquitecto Marcelo Darío Suarez habría optado por tal decisión agobiado por la contundencia de prueba en su contra como así también respecto a ‘sus mentores'» altamente conectados con los poderes políticos de las jurisdicciones donde se encuentran situados los barrios privados».
El hermetismo que los letrados guardan por el momento responde a preservar la legalidad de la prueba colectada. Sin perjuicio de que una vez que se haga pública desenmascare el mayor entramado defraudatorio de los últimos tiempos.

Suárez sigue en estado crítico
A 8 días del intento de suicidio en su vivienda del Club de Campo Abril en Hudson, trascendió de fuentes médicas que el estado del arquitecto y empresario quilmeño, Marcelo Suàrez, sigue siendo crìtico, y comenzaron a surgir màs detalles, aunque su círculo más ìntimo prefiere el hermetismo a la hora de brindar informaciòn sobre el estado de salud.
Atado con una soga a su cuello, Suárez fue encontrado en la mañana del lunes pasado por la empleada domèstica colgado del techo en uno de los ambientes de su casa. Víctima de un cuadro nervioso, la trabajadora solicitó de inmediato ayuda para poder asistirlo, lo que demoró varios minutos. Llamó a la seguridad del countrie y a vecinos.
Un piletero que estaba trabajando en una vivienda lindera fue la primera ayuda para poder hacerlo. Minutos despuès llegó la ambulancia que lo traslado al Evita Pueblo de Berazategui.
En los minutos que separaron el viaje de hacia el nosocomio, el trabajo de los médicos fue incesante para poder mantenerlo con vida.
Al dìa siguiente, su familia decidió trasladarlo a un sanatorio privado para su asistencia, previa reuniòn con el personal mèdico.
El martes Suàrez ya estaba en la sala de cuidados intensivos del Sanatorio Trinidad de Quilmes, donde sigue peleando por su vida, ya que -de acuerdo a la informaciòn recabada por este medio- sigue con asistencia respiratoria y con varios òrganos comprometidos.