Con fondos provenientes del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, la Municipalidad de Berazategui avanzó un 75% la pavimentación de la avenida Milazzo entre Av. Ranelagh y calle 363. La obra, impulsada por el intendente Juan José Mussi, tiene como objetivo mejorar la conectividad y el flujo vehicular de la zona. También incluye la construcción de desagües pluviales y sumideros.

"Este tramo de la Av. Milazzo no estaba en muy buen estado, así que -por pedido del Intendente- estamos llevando adelante su pavimentación completa. Se trata del hormigonado de unos 5 mil metros cuadrados, que ya avanzamos en un 75% aproximadamente", explica la ingeniera de la Secretaría de Obras Públicas, Micaela Pérez. "En estos momentos -agrega- se está realizando el desmonte de la bocacalle de 366 y colocando el suelo seleccionado entre 365A y 366".

Además de la circulación de los vehículos en general, esta obra -que culminaría a fines de abril- también representará un importante beneficio para las varias líneas de colectivos que circulan todos los días por esta avenida y el tránsito pesado que suele dirigirse hacia el Parque Industrial Plátanos. En este sentido, Pérez explica que se está "utilizando hormigón armado H30, lo que asegura una gran durabilidad".

La obra también incluye la construcción de veredas en algunos tramos necesarios para el ingreso de los vecinos y la instalación del desagüe pluvial de toda la zona, con sus respectivas cámaras de inspección y sumideros. Con relación a esto último, la Ingeniera comenta que dichas tareas se están realizando entre la Av. Ranelagh y el ingreso al Cementerio Parque Municipal de Berazategui. "Allí estamos terminando algunos sumideros y cámaras de inspección, que se estarán habilitando dentro de muy poco tiempo", concluye.