Desde hace años a nivel global y también en nuestro país hay una creciente conciencia de la necesidad de cuidar la “casa común”, tal como lo viene planteando el Papa Francisco. Pero esa tarea no puede quedar en manos del sector privado, es necesaria la intervención del estado y la labor articulada con los propios actores, trabajadorxsy protagonistas de actividades relacionadas con el reciclado y la ecología popular para hacerla operativa.

En estos días me tocó asumir en el HCD como concejal. La casualidad, de existir, quiso que sea en reemplazo de la concejala Eva Mieri quien a su vez va a asumir tareas en el ejecutivo relacionadas con el medioambiente. Se trata sin dudas de un eje de gestión al que nuestra intendenta Mayra Mendoza quiere potenciar en este segundo tramo de su gobierno. Es que la ambiental no es una agenda de minorías. Se trata de cuestiones íntimamente  relacionadas con nuestra vida cotidiana.

Para pasar a un ejemplo simple, en Quilmes es posible aumentar los niveles de material reciclado, es decir la cantidad de residuos que en círculo vuelven a la industria como materia prima. Es clave, no solo para ser más cuidadosos del ambiente, sino para ahorrar lo que hoy el municipio gasta en enterrar esa basura en el CEAMSE. El tal sentido, el sistema de recolección diferenciada que ya funciona en la zona centro de Quilmes incluyendo a 50 cartonerxses un primer paso, una experiencia a potenciar y ampliar.

Así lo expresaba la propia jefa comunal cuando afirmaba “desde que asumimos la gestión en Quilmes, entendimos la importancia de impulsar políticas que apunten al cuidado del ambiente, la protección de los recursos naturales y nuevas prácticas para cuidar nuestra casa común”. Otro de los avances fue la rápida duplicación de Eco Puntos en el distrito, que también promueven la separación en origen, desde cada casa.

Mientras que la ya iniciada construcción del Complejo Socio Ambiental Eco Parque Quilmes servirá para formalizar y ordenar la actividad y será un cambio de paradigma para nuestro distrito en la materia. En tanto, la compra de camiones para la recolección regular que continúa, es clave para la mejora del servicio del GIRSU.

"Cuando ustedes reciclan, hacen dos cosas: un trabajo ecológico necesario y por otro lado, una producción que fraterniza y da la dignidad a este trabajo. Ustedes son creativos en la producción, y también son creativos en el cuidado de la tierra con esta visión ecológica (..)Piensen cómo seguir adelante en este trabajo de reciclar - perdónenme la palabra - lo que sobra. Pero lo que sobra del rico. Hoy en día no nos podemos dar el lujo de despreciar lo que sobra" les decía el Papa a las organizaciones de recicladores y cartoneros de nuestro país.

Paso tras paso, desde la gestión de Mayra estamos construyendo respuestas a la altura de los desafíos. Mientras, en Quilmes hay quienes tuvieron la oportunidad de construir desde el municipio políticas públicas concretas para mejorar la vida de los quilmeños y aportar al cuidado del medioambiente, pero desaprovecharon esa oportunidad. Ahora ya desde la oposición escriben libros explicando que es lo que hay que hacer. Siempre resulta más sencillo.