Allegados al más puro PRO, si bien están ilusionados con las ambiciosas obras urbanizadoras de Villa Itatì prometidas por la gobernadora Vidal, se muestran muy extrañados por la participación de ‘actores foráneos’ al núcleo puro vidalista o macrista en el emprendimiento. “Es un extraño acuerdo polìtico que si explota el ruido podría llegar al Tigre”, dicen los que más saben.