Triviño Construcciones aún tiene pendiente arreglos en el bajo-vías de Bernal que fueron pésimamente realizados por la empresa, como falta de colocación de una barra impermeabilizante en las paredes laterales del túnel, lo que provoca humedad y peligro de desmoronamientos por la cercanía con la napa. Ultimamente, cada vez que llueve, los vecinos pueden ver como cae agua de manera frondosa por uno de los muros laterales. El niño mimado Triviño tiene tiempo hasta fin de año para hacerlo, ya que es el lapso que tiene vigencia la garantía. Habrá que aplicarle algún rectificativo a esta empresa que pareciera mandar todo…. Continuará…