Fuerte preocupación en el controvertido barrio Mi Sueño de Florencio Varela. Ahora, los propietarios denuncian una ola delictiva puertas adentro de la tranquera. Hay fuerte sospecha contra la seguridad privada y policial.

Pese a los altos costos destinados a la seguridad que son abonados con las expensas mensuales de los propietarios, los hechos de inseguridad se repiten. Muchos de ellos denunciaron en sede policial los variados delitos que ocurren a la vista de quienes deberían garantizar tranquilidad.

El último ilícito denunciado se radicó en la Comisaría Quinta de Florencio Varela. Allí, la denunciante detalló cómo malvivientes se robaron de la vivienda de la parcela 151 el ropero del vestidor y una puerta de Aluminio.

Ante esta situación, y consultada por otros hechos, explicaron que, en el lugar, y pese a los diversos mecanismos de “seguridad”, confirmaron la existencia de numerosos hurtos en distintas viviendas del barrio privado varelense.