El titular del Concejo Deliberante, Hugo Barrueco, hizo referencia a los dichos del concejal de Cambiemos, Sebastián Vinagre, quien debió asumir la quita de agentes de seguridad que la gobernadora Vidal dispuso contra Avellaneda.
“Avellaneda viene siendo discriminada desde la gobernación provincial en cuestiones de seguridad desde hace dos años. El municipio realiza un gran esfuerzo para sostener una problemática que es responsabilidad de la Provincia, pero nos gustaría poder trabajar de manera conjunta con ellos, tal como pregonan en su discurso vacío y sin correlato con la realidad”, dijo Barrueco.
Sobre el hecho de inseguridad que sufrió Vinagre, el titular del cuerpo señaló que “repudiamos el robo sufrido por el concejal Vinagre días atrás y nos solidarizamos con él por el momento vivido, pero nos llaman la atención sus declaraciones en los medios, ya que, aunque intenta utilizarlo para instalar una crítica contra la política municipal de seguridad, no hace más que reconocer que desde el gobierno de Vidal se han retirado más de 130 agentes de la Policía Local que se ocupaban de importantes tareas de patrullaje por las calles de la ciudad”.
A lo que agregó: “Vinagre intenta contarnos que esos agentes retirados de las calles han sido reemplazados por fuerzas nacionales de Gendarmería, pero omite que esas fuerzas federales solo realizan operativos puntuales de control vehicular y en arterias principales del Distrito. Ese desconocimiento no hace más que repetir los graves errores informativos en los que cae habitualmente la senadora Gladys González, a quien el concejal Vinagre acompaña en actos oficiales”.
“En el caso de la senadora, su falta de información sobre Avellaneda puede explicarse porque se trata de alguien que nunca vivió en el Distrito ni conoce la realidad de nuestros barrios, pero en el caso de Vinagre es llamativa su falta de conocimiento, por tratarse de un vecino del partido”, afirmó Barrueco.
El distrito tiene más de 760 cámaras de seguridad monitoreadas desde el centro operativo municipal. Se re-partieron 1380 botones antipánico y otros 400 botones para atender casos de violencia de género. Se construyeron y equiparon 10 bases para la Policía Local y otros 9 puestos fijos, en distintos barrios del Partido, además de una Comisaría de la Mujer y la Familia, y un Centro de Entrenamiento Continuo para los agentes. El municipio de Avellaneda se ocupa también de la reparación de patrulleros, ha recuperado decenas de móviles que estaban fuera de servicio y les provee combustible a los mismos.
“Desde su asunción a fines del 2015, la gobernadora se niega a atender al intendente Ferraresi, quien en repetidas ocasiones ha tratado de contactarla y reunirse para trabajar de forma articulada en acciones que beneficien la seguridad en Avellaneda. Es hora que los referentes de Cambiemos en la ciudad dejen de hacer campaña electoral con esta problemática y empiecen a trabajar en serio para ayudar a nuestros vecinos”, concluyó Barrueco.