Quilmes cayó 2 a 1 frente a Defensores de Belgrano, en el Centenario. Y cae en picada

  Quilmes no tiene fondo. El Cervecero volvió a perder y, otra vez, como local 2 a 1 frente  Defensores de Belgrano, que al igual que su rival, ya miran con suma preocupación la tabla de los promedios del descenso.

El partido comenzó a perderse en la semana, con una insólita situación en donde se produjo una fuerte reprimenda, entre el ahora ex técnico de Quilmes, Marcelo Fuentes, a un periodista de un medio colega (Gonzalo Figueroa), que derivó en una reunión extraordinaria de la Comisión Directiva, que le puso fin a su lamentable gestión al mando del equipo Cervecero, aportando aún más a un triste presente que vive la institución. De inmediato y tras un empujón dirigencial llevó a que Leonardo Lemos salte de ser el técnico de la tercera división a tomar las riendas del equipo profesional con todas sus incertidumbres.

Durante la semana ensayó varios cambios con las ansias de renovar el ánimo. La oportunidad llegaba en la lluviosa noche de lunes. Esta renovación llevó a que Lemos realice modificaciones, dándoles oportunidad a los juveniles. Bilbao salió del arco, la chance llegaba para un surgido en Alsina y Lora, Ledesma. López no podía ser de la partida por una lesión, y  el reemplazo estuvo a cargo de Mieres; sumado a  la salida de Imbert y el ingreso del pibe, Zabala.

Los que llegaron al Centenario a pesar de la lluvia, gritaban. El Cervecero empezó mal, tirado al ataque, pero poco duró la ilusión renovadora, antes del cuarto de hora Defensores de Belgrano ya dominaba el partido, y no fue extraño que se ponga en ventaja a través de un excelente cabezazo de Aguirre que dejó sin oportunidad al arquero local.

Quilmes no jugaba a nada, malos intentos de Noble y Bellone llevaban a que el mediocampo quede fracturado y que los contragolpes de “El Dragón” sean casi letales. La más clara para el local llegaba a los 36 minutos, mediante un mal cabezazo de Blanco luego de un centro proveniente de la izquierda. Final del primer tiempo. Quilmes no era nada, la lluvia mojó todo, incluso los papeles en donde estaban escritas las esperanzas cerveceras de comenzar un nuevo camino de recuperación a partir del nuevo equipo técnico. Los jugadores partían hacia el vestuario, con la cabeza gacha y desanimada.

Segunda parte, segunda ilusión en marcha. Sin embargo con el movimiento inicial, se derrumbaron todos los planes de recuperación. Al primer minuto de los últimos 45, Pérez Guedes cambiaba un rebote generado por el arquero Ledesma, por un desaforado grito de gol para los del “Bajo Belgrano”, que ahora, se ponían 2-0.

El futbol de Quilmes era pésimo. Totalmente dominado por el rival, Lemos mandó todo al ataque. Tiempo después, a los 13 minutos, cuando todo parecía estar perdido, un remate de otro partido de Max, le daba un mínimo aire al Cervecero para animarse a más, la historia se puso 2-1.

Quilmes fue con todo. A los 20 minutos, Lemos, decidió que salga Bellone y que ingrese el delantero Bruera, pero no alcanzaba para cambiar la suerte. En un juego muy pausado, y que el árbitro Mariano González no podía controlar; luego, los entrenadores decidieron sacar a Lluy (defensor) para que ingrese el juvenil Verón Lupi, que en los minutos que estuvo en cancha se mostró como el mejor del equipo blanco, aunque tampoco logró cambiar la suerte. El último en ingresar fue Justo Giani por Anselmo, para echar toda la suerte en los últimos minutos, aunque tampoco pudo tener situaciones claras para lograr el esperado empate que  no se logró, más allá de los 6 minutos de adicional

Pitazo final del juego, señal de inicio para la “Era” de Leonardo Lemos que tendrá la difícil tarea de recuperar a un equipo de fútbol que agoniza, y que arrastra hacia a una institución centenaria que tendrá que tener muy claro los objetivos a cumplir en un futuro inmediato, para no continuar con su caída libre que ya lleva años y compromisos fallidos.

En el horizonte del fútbol, el entrenador, tendrá ahora varios días para parar y tratar de encontrarle alguna forma al equipo. La fecha FIFA, suma tiempo para trabajar y recién el próximo domingo 25 de noviembre, en Jujuy, el rival será Gimnasia, como para iniciar el camino al fin de un año, que al igual que los últimos, poco tiene para festejar.

Valentín Leocata (@valeenleocata)