El dirigente de Juntos por el Cambio de Berazategui, Julián Amendolaggine no dudó en apuntar contra los problemas de agua dudosamente potable que acarrea el distrito gobernado por Juan José Mussi y puso en duda la apertura de nuevos pozos de agua que son anunciados desde la Municipalidad. “Cuando le preguntamos por la calidad del agua que reciben, hay vecinos que nos dicen que les sale arena de la canilla”, afirmó.

En declaraciones radiales, Amendolaggine señaló que “hace meses que el Municipio viene anunciando obras en los pozos, pero la realidad es que nada de eso está teniendo un impacto concreto en el servicio que recibimos. Lamentablemente, Berazategui sigue siendo la capital nacional del bidón”.

Al ser consultado por la postergación de las elecciones y la interna política local indicó: “Hoy nuestros vecinos están pasando el peor momento en décadas. Tenemos a casi la mitad de la población en la pobreza, chicos sin poder ir a la escuela, muchas familias atravesadas por el dolor de haber perdido a un ser querido por el COVID, la verdad es que la gente no está de ánimo para hablar de elecciones y de internas. Las elecciones de este año definen muchas cosas para el futuro del país, pero la verdad es que en estos días creo que no corresponde hablar de personas, hay que hablar de ideas, de pensar cómo salimos de esta situación. Estoy convencido que es trabajando en equipo, todos juntos, escuchando y acompañando”.

Finalmente, el último candidato a intendente se refirió a la necesidad de un cambio de rumbo respecto a la seguridad: “Trabajar por la seguridad no es solo una tarea del gobernador, desde el municipio hay que dedicar energía y recursos, invertir en tecnología, tener un equipo trabajando cada día para que en Berazategui vivamos más seguros. Se puede hacer, muchos municipios lo hicieron”.