Cada vez más consustanciado con la sociedad que crece entre Horacio Rodriguez Larreta y Martin Lousteau en CABA, el acuerdo quilmeño entre el PRO 'molinista' (Martiniano Molina) y la UCR 'perista' (Fernando Pérez Gresia) parece tomar más fortaleza.

El martes a la noche en la coqueta casa del ex Intendente en la Ribera de Quilmes, Molina recibió a sus "amigos", tal como dice en un estado de guasap previo, donde se lo ve con un coqueto delantal a cuadros 'Sony Ericson' que recibiò en una velada de esa empresa un tiempo atras. El encuentro político les sirvió para mostrar que ambos sectores parecen haber iniciado otra nueva luna de miel de cara al 2023 dentro de Juntos.

Del lado del molinismo, los concejales Ignacio Chiodo y Guillermo Galetto, mano derecha de Martiniano, la ex edil Myriam Puchetta, entre otros; del lado de la UCR de Evolución, el propio Fernando Pérez Gresia, Mariano Camaño, Gustavo Filaretti y Oscar García. Ajeno a esos grupos, el concejal Juan Bernasconi, el ex presidente del Concejo durante la gestión Molina, que tuvo un destacado acompañamiento a todo su gobierno, y que en los últimos tiempos venía alejado del molinismo.