En las últimas horas se terminó el vínculo entre Argentino de Quilmes y el concesionario del restaurante que había dentro de la institución, y que además posee un comedor sobre Camino general Belgrano en Berazategui.
El concesionario tenía acordado de palabra la explotación de las dependencias del Club durante la gestión de César Sosa, quien saliera eyectado de la institución Mate luego de la intervención judicial.
Desde adentro del Club señalan que “el responsable entregó el restaurante en condiciones deplorables”, y le acercaron fotos a la prensa para que se conozca la situación.