En las últimas horas llegó a la sede del Quilmes Atlético Club una notificación directa de la FIFA: El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) informó a QAC de la demanda que inició Unión La Calera por Lucas Giovini. La notificación pide certificado de direcciones de mail para enviar dicha demanda y toda comunicación referida al reclamo de la institución chilena. Información que fue adelantada por el periodista Germán Rodríguez.
Vale recordar que este tribunal, el TAS, es la máxima autoridad reconocida en derecho deportivo y sus sentencias son inapelables. La actual conducción des-conoce la operación que no fue avalada por Comisión Directiva, y aseguran que la demanda no se resolvería antes de los tres años y, en caso de perder el litigio, la sentencia desfavorable ingresará al concurso preventivo de acreedores.
¿Quién es Lucas Giovini?
Un día antes de las elecciones que se realizaron el 31 de Julio de 2016, la anterior Comisión Directiva encabezada por el presidente interino Andrés Meiszner (Aníbal Fernández estaba con uso de licencia por sus funciones como Senador Nacional) compró el pase del arquero Lucas Giovini, que pertenecía al club chileno Unión la Calera en novecientos mil dólares. El jugador tenía 35 años en ese momento y nunca había jugado un partido en Primera División. En aquel momento el tema fue comidilla de hinchas Cerveceros y foráneos.
Más allá de lo desprolijo e impresentable de la maniobra realizada pura y exclusivamente para perjudicar las arcas de la institución y entregarle un club en llamas a la nueva Comisión Directiva, el fax con la opción de compra tenía una sola firma (la de Meiszner) cuando debería tener la firma de dos dirigentes. Además, de acuerdo a la denuncia, los ex directivos fraguaron las actas del club diciendo que la compra se había hablado en reunión de comisión directiva, cuando no ocurrió y además denuncia-on el pago de cheques -por la compra de Giovini- a Luis Andreuchi, una especie de ‘manager’ del Cervecero en aquel entonces y a su vez ‘mano derecha’ de Andrés Meiszner.