Todo estaba listo para su declaración. Pero finalmente, Darío Rubén Dening, el amigo del abogado Salvador Altamura, se negó a declarar ante la Justicia, tras ser detenido luego de estar profugarse en Entre Ríos.

Dening (52) debía declarar en la causa que fue recaratulada como “robo y privación de la libertad”. Causa que es investigada por el fiscal Rivas.

Salvador Altamura (48) era abogado pero no ejercía la profesión, corría en forma amateur carreras de motociclismo, había vendido una empresa de polietileno y polipropileno, y actualmente continuaba con la importación de las materias primas para ese rubro industrial.

Lo último que se sabe del hombre es que el 13 de julio se iba a juntar a caminar con su amigo Dening.