El legislador provincial de Cambiemos, Fernando “el petiso” Pèrez, decidió hace un tiempo buscar lograr un cambio drástico de figura. Y entre sus principales complejos a combatir estaba  bajar de peso y darle un toquecito a su nariz. “Complejos de chico”, dijo un amigo de la infancia. Ambas logran terminar el 2019 con una derrota. Logró encausar su peso, alcanzando una figura delgada e impecable que viene manteniendo a base de una dieta equilibrada, quedando lejos ya aquella figura que mostraba junto a Martiniano Molina en sus dos años al frente de la Secretaría de Gobierno hasta su eyecciòn; y tambièn pudo animarse días atrás a una cirugía estética de nariz. Lejos de esconderse, Pérez se mostró en público y hasta se reunió con dirigentes con una venda en su tabique nasal. Muy bien!!!