Tras la caída de un pedazo de techo en un aula de la escuela Piedrabuena de San Francisco Solano, como informamos, las autoridades resolvieron inhabilitar un sector del establecimiento educativo que es remodelado. Lo más triste del hecho, es que ante la falta de espacio y la inacción de las autoridades educativas de la ciudad, los docentes resolvieron dictar clases a algunos. Así se anoticiaron padres y alumnos a través de un cartel colocado en la reja de la escuela. Información que fue titulada “Cronograma de Clases por Cursos (Rotativos)”.