Desde el año 2017 el colectivo por la Ley Johanna viene trabajando en la sanción de una ley que atienda una problemática invisibilizada y de la que se desprenden el ejercicio de muchas violencias hacia las personas gestantes, fundamentalmente la violencia obstétrica y la violencia psicológica.
Este proyecto de Ley tiene como objetivo dotar de herramientas a las y los trabajadores de la salud y de derechos a la personas gestantes y sus familias, que atraviesan por esta situación.
El colectivo ha tejido una red en todo el territorio argentino, y está compuesto por una heterogeneidad que nos permite acompañar e intervenir en distintas situaciones que se presentan frente a la muerte de hijos e hijas deseadas dentro del período descrito. Hablamos de una red compuesta por organizaciones de profesionales, psicólogos, obstetras, enfermeros/as, neonatologosas, parteras, doulas, organizaciones sociales, políticas, feministas, culturales, organizaciones que trabajan la temática, familias y personas que han atravesado por estas muertes, universidades, académicos y académicas, además de Instituciones de la salud y mas de 5000 adhesiones que hemos presentado en el congreso de la nación.
"Durante el 2021 el proyecto de Ley logró dictamen unánime en todas las comisiones y no logró por cuestiones de agenda, llegar al recinto para su tratamiento.  Hemos atravesado muchos años de lucha y una paciencia activa para que nuestras y nuestros representantes hagan sentir nuestra voz y la de quienes ya no están", señalaron.
Añadieron que "nos encontramos nuevamente frente a esta situación, viendo como corremos el riesgo de perder estado parlamentario y como susurran voces complacientes con el sistema médico hegemónico y machista que plantean, sobre nuestro dolor y lucha, reformas superficiales que reproducen la invisibilización y revictimizan".
"No estamos dispuestas a esperar pacientes y como observadoras, que sigan hablando en nuestro nombre dejándonos con la ñata contra el vidrio", dijeron.

"La ley es urgente y es ahora! Hemos logrados nuevamente los dictámenes favorables en todas las comisiones, necesitamos que antes del 30/11 la ley llegue al recinto y se trate *y así pueda continuar su recorrido en la cámara alta, para su sanción definitiva y que el Estado efectivamente, sin más dilaciones, se haga responsable de atender nuestro grito, que ya no puede ser desoído.
Mientras estamos diciendo esto, en algún rincón de nuestro territorio hay una persona pariendo a su hijx deseadx sin vida, sin derechos y con el ejercicio de un sistema que le suma más dolor al dolor. No contarán con nuestro silencio nunca más", enfatizaron desde el Colectivo.

Para firmar adhesión: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSc7qt7OGgFQ_7hm1dpA8NHx-aLrudxX5dZiA_2NPwK13rvq5g/viewform