El Banco Central de la República Argentina (BCRA) informó que “el sistema financiero mantendrá su funcionamiento adecuado a los protocolos y exigencias del contexto de pandemia”. Las sucursales bancarias permanecerán cerradas durante los feriados del 24 y 25 de mayo y abrirán para la atención con turno los días 26, 27 y 28 de mayo.

Con esta apertura, se mantendrá la atención por ventanilla para el pago de haberes de jubilados y pensionados, y con turno para el resto de las operaciones.

El turno para acceder a la sucursal se obtiene por los canales digitales o telefónicos que los bancos ponen a disposición de los clientes.

Según el BCRA, no habrá problemas con el efectivo porque las entidades garantizarán la reposición de los cajeros automáticos y el funcionamiento de las terminales de autoservicio.

En un comunicado, el Central recomendó que en los próximos nueve días de confinamiento se utilicen “los canales digitales y los pagos a través de medios electrónicos”.