“Desde la CTA de los trabajadores de Quilmes queremos manifestar nuestra preocupación ante lo ocurrido el martes en la vivienda de nuestra Secretaria de Derechos Humanos, Viviana Buscaglia. Mientras la compañera, que también integra el Espacio Quilmes Memoria Verdad y Justicia, se encontraba en la reunión de mesa de nuestra central, desconocidos que ingresaron por la fuerza a su casa no robaron nada pero revolvieron todas sus pertenencias”.
“Objetos personales de cierto valor e incluso dinero no fue sustraído de la vivienda de nuestra compañera por quienes entraron a su casa. Si, en cambio, revolvieron y tiraron sus pertenencias por todo el lugar, en una práctica intimidatoria que repudiamos y queremos hacer pública”.
“De larga trayectoria en el SUTEBA, Viviana está fuertemente vinculada al trabajo sobre DDHH con jóve-nes y adolescentes y como mencionábamos, forma parte del colectivo que ha impulsado la creación de un sitio de la memoria en el ex Pozo de Quilmes, cuestión que este año ha podido concretarse aun parcialmente. En ese contexto, forma parte del Consejo Administrativo de ese sitio”.
“Lo que relatamos ocurre en momentos en que los derechos sociales son avasallados en cada decisión del gobierno nacional; cuando se intenta esconder y deslegitimar los logros en materia de justicia respecto de los DDHH y a la lucha ejemplar que rodeo esas conquistas; cuando el negacionismo encuentra interlocutores en lo más alto del poder estatal y cuando desde allí, las fuerzas de seguridad son alentadas a actuar al margen de la ley y de forma absolutamente arbitraria”.
“En tal contexto, desde la CTA repudiamos estos hechos, hacemos un llamado para que el gobierno local tome recaudos necesarios para evitar que situaciones como esta se repitan y por supuesto, nos solidarizamos con Viviana a sabiendas que ninguna amenaza ni acción intimidatoria por velada que sea, va a detener su compromiso activo en la lucha por los DDHH”.