Con una gran muestra multidisciplinaria sobre la historia de este emblemático espacio y sus diferentes escuelas, se conmemoró el 40° Aniversario del Complejo Cultural León F. Rigolleau. Celebración que contó con la presencia del intendente Juan Patricio Mussi, y del presidente del Concejo Deliberante local, Juan José Mussi, quienes recorrieron la exposición.
“Estoy muy orgulloso, como berazateguense, de tener en nuestra ciudad un lugar como el Complejo Cultural Rigolleau, que hoy cumple 40 años y que es la casa central de la cultura en Berazategui. Pero, a diferencia de lo que suele ocurrir en otras partes, en nuestro distrito el conocimiento no se desparrama hacia la periferia, si-no que, por el contrario, desde los barrios se nutre y construye toda esa cultura popular que nos identifica y que hoy podemos exhibir con orgullo en este lugar de encuentro, abierto para todos”, expresó Juan Patricio Mussi.
Al tomar la palabra Juan José Mussi, el titular del legislativo local recordó que “cuando en 1987 llegué por primera vez a la intendencia, a todos los jefes comunales de ese momento se los conocía por las ‘tres B’: basura, bacheo y bombitas. Eran tiempos de crisis y de ollas populares. Sin embargo, nosotros inmediatamente le agregamos la ‘C’ de cultura, abriendo centros periféricos y llevándola a los barrios, porque siempre entendimos que el desarrollo de un país va de la mano de la cultura y la educación”.
En tanto, el secretario de Cultura, Federico López, definió al Complejo Rigolleau como “la matriz del proyecto cultural de la Ciudad”. Y aseguró que “la cultura ha sido un pilar fundamental para la identidad y la construcción de ciudadanía de los berazateguenses”.
En este sentido, el funcionario remarcó que “con 15 espacios y 500 cursos y talleres libres, abiertos a la co-munidad, Berazategui cuenta actualmente con el proyecto de educación no formal más importante de toda la provincia de Buenos Aires”.
Durante el evento, se realizó una representación teatral sobre la donación del predio donde funciona el Centro Cultural, una exhibición de las piezas de su primera muestra plástica y otra del archivo histórico del proyecto cultural municipal, con fotografías, afiches originales y material audiovisual de las últimas dos décadas. Todo se desarrolló con la música de la concertista Lorena Torales, quien presentó el piano de cola donado por la Familia Nolfi e íntegramente res-taurado por el Municipio. Además, se brindó un homenaje al primer concierto realizado allí por el recordado guitarrista Cacho Tirao (1941-2007).
Semanalmente, al Complejo Cultural Rigolleauconcurren más de 2000 alumnos entre las escuelas de Cerámica, Fotografía y Música y los 21 talleres libres y cursos de idiomas, gastronomía, teatro y artes audiovisuales.
Entre las obras realizadas está la renovación del Salón Auditorio; las reformas en el sector de acceso, el hall, otras.