Luego de años de lucha por parte de la familia de Adrián, el Tribunal Oral N° 3 de Quilmes condenó a la pena de 12 años y 6 meses de prisión a Fernando Amaro por encontrarlo culpable del asesinato de Adrián Novillo, joven que fue asesinado a golpes por una patota en junio de 2014 cuando salió del ex boliche Space, propiedad de Morasutt.
Tras conocerse el fallo de la Justicia, los jueces ordenaron que Fernando Amaro cumpla prisión domiciliaria hasta agotarse todas las instancias procesales y que la sentencia quede firme.
Hay que recordar, que Amaro fue detenido unos meses después del crimen, pero rápidamente había logrado su libertad. El otro acusado, de apellido Luna, fue sobreseído por el Tribunal de Responsabilidad Juvenil.
Durante toda la etapa procesal, tanto el padre como la madre de Adrián denunciaron el amparo político que recibían los delincuentes. Hecho que motivó a Novillo a realizar distintas manifestaciones para poder hacer público el triste caso de su hijo.