Vecinos denuncian que las casillas siguen edificándose ahora sobre el predio donde iba a construirse una plaza. Y destacaron que los ocupas se conectaron ilegalmente a la red de agua potable y cloacas

Mientras siguen a la espera de respuestas concretas, una nueva saga se produce de la controvertida toma de tierras en el barrio Santo Domingo de Bernal Oeste. Los vecinos denuncian la expansión de la ocupación y construcción de casillas en el predio donde se proyectaba construir una plaza comunitaria hace tiempo.
A semanas de denunciar la conexión ilegal a la red de agua potable y cloacal, los lugareños vuelven a exponer sus padecimientos ante la toma que se inició durante la gestión del ex intendente Martiniano Molina.
Las nuevas casillas avanzan, más allá de las dos calles tomadas, sobre el predio en el que estaba proyectada la construcción del paseo público para la comunidad. Por lo que el enojo de la comunidad crece a la espera de que la Justicia ordene el desalojo y dignifique nuevamente al barrio que se organizaba con sus calles trazadas, demarcadas, y sus manzanas bien organizadas.
Días atrás, los ocupas cavaron a plena luz del día una gran canaleta por donde pasan los desechos cloacales hacia la cloaca que fue averiada para tal fin, generándose el desborde cloacal. También colocaron caños y se conectaron ilegalmente a la red de agua potable de AySA.
Ante esta situación, los vecinos indignados denunciaron una vez más a este medio la irregularidad de los hechos, y señalaron que ya comenzó a sen-tirse la baja presión en la provisión de agua potable en toda la zona. Una situación que agrega más tensión social a la existen-te y que tantos dolores de cabeza generan a la comunidad.
Ante este nuevo avance, la Policía de la Comisaría Séptima fue notificada, y a pesar de ello, aún no hay ninguna presencia policial, por lo que ya sospechan una clara connivencia