Este jueves el proyecto de concesion por 20 años del Pejerrey Club pasó por las últimas dos comisiones y fue aprobado: Presupuesto e Interpretación. Y la última palabra la tendrá el cuerpo legislativo cuando finalmente el proyecto sea debatido y tratado en el recinto. Para ello necesitarán, sobre todo en el punto 1, los dos tercios, es decir 16 manos levantadas. El oficialismo tiene 13 votos más Raquel Coldani que viene acompañando todo con el gobierno local, por lo que sólo precisará dos votos de Juntos para que camine la nueva ordenanza.
Si bien  ninguno de los ediles de Juntos firmaron el despacho en ninguna de las comisiones, hay al menos dos concejales de la oposición quilmeña aue acompañarían la ordenanza concesionaria, tal como le dijeron a sus pares, y ante la avanzada de varios integrantes del bloque, incluso con la mirada bajo lupa y el cuchillo entre los dientes de la diputada Mónica Frade.