Asì lo anunciò el gobernador Axel Kicillof en conferencia de prensa. EL aislamiento social y obligatorio seguirá de la misma forma que actualmente.

“En los 35 municipios del Conurbano lo que se ha observado en las últimas semanas es una relativa estabilidad de los casos, incluso una leve baja. Estábamos en más de 5 mil casos hace tres semanas, ahora estamos 4750 casos promedio”, dijo Kicillof.

Y advirtió: “Una leve baja pero a niveles inmensamente altos. La situación es grave. El objetivo es bajar los casos porque las estadísticas son inexorables, uno de cada 50 casos termina en un fallecimiento”.

Asimismo, el mandatario provincial consideró que “dada la gravedad de la situación, no creemos que la solución sea flexibilizar”. “Solo vamos a permitir con protocolos que se han acordado con los trabajadores y empresarios de la construcción vamos a permitir dos tipos de actividad. Primero obras pequeñas con protocolos estrictos, transporte propio, dentro de las localidades, no más de 15 trabajadores en simultáneo de todas las especialidades. Y también para el caso de obras de mayor envergadura donde haya peligro de derrumbe o alguna cuestión que tenga que ver con la seguridad”, agregó.