El Defensor del Pueblo de Avellaneda, Daniel García, se pronunció en defensa del fácil acceso de los argentinos, a los alimentos que conforman la canasta básica familiar, asegurando que hoy la prioridad es que no falte un plato de comida en las mesas.

Así, el Defensor del Pueblo del Partido de Avellaneda aseveró que es momento de tomar medidas que aseguren el alimento de la gente. Se debe empezar a actuar como un operador de mercado de abastecimiento de productos de la canasta básica y buscar la estabilización de precios. Consolidarse en este rol y a través de él buscar que se potencien los pequeños productores, ayudándolos a organizarse a escala, para luego comprarles a precios justos, imponiendo de esta forma, el precio de mercado.

Daniel García se pronunció también en contra de las grandes multinacionales, que no son otra cosa más que especuladores formadores de precios.

El Defensor del Pueblo de Avellaneda, enfatizó que “debemos volver a colocar al país en los primeros lugares del mundo, pero no a costillas del pueblo. Por el contrario, se debe garantizar el alimento del pueblo”.