Dieciocho trabajadores de la firma Kaya Herb House ubicada enLa Barra Uruguay, denunciaron por redes sociales que fueron estafados por la empresa dejándolos sin su dinero y sin poder regresar a sus hogares. La mitad de los damnificados son extranjeros de colombianos, venezolanos y argentinos, muchos de la zona sur, como por ejemplo vecinos de Berazategui, que fueron a trabajar al país vecino, como Damián Acevedo, quien tiene su primer audiencia el 11 de este mes. Cabe mencionar que en las redes hay una fuerte escalada exponiendo la situación.

Elkin Suárez, es chef colombiano y reside en Argentina hace diez años. Junto a sus compañeros aguardan por la audiencia que se realizará este martes 8 de marzo en la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de San Carlos en Uruguay. "Tuvimos que levantar la voz y pedir ser escuchados porque nadie nos daba respuestas. Trabajamos hasta el 17 de febrero y decidimos no asistir más al lugar, ya que durante toda esa semana nos vinieron postergando el pago de nuestros salarios del mes de enero y no tenían fecha para pagarnos"sostuvo Suárez.

El equipo de trabajo declaró que fueron estafados por las personas que los contrataron por la temporada de verano. Yo vi un anuncio en redes sociales que buscaban personal gastronómico para trabajar en Punta del Este y envié mi curriculum. Se contacto Agustina Schwalb y me hizo la propuesta laboral y acordamos", señaló. 

Agregó que llegó en diciembre de 2021  "y mi primer sueldo lo cobré en enero como todos. El 10 de febrero, Agustina a quien todos respondíamos, nos comunica que el dinero no estaba y comenzaron a postergar esto durante una semana. Decidimos no asistir más al lugar, hasta obtener respuestas. En esa semana, nos enteramos que Arturo Rubinstein el dueño del lugar, había viajado a Buenos Airesde emergencia por problemas de salud. Y la situación continuó hasta el día de hoy. Compañeros despedidos en el mes de enero tampoco recibieron su dinero. Lo único que queremos es que esto se resuelva cuanto antes.

Agregaron que las promesas salariales y supuestos beneficios nunca se cumplieron. Solo respetaron el alojamiento hasta la fecha, y les tuvimos que pedir mercadería por que ya no teníamos provisiones. Y se quedaron con un remanente de $68000 pesos uruguayos correspondientes a nuestras propinas”, añadieron.

La denuncia de los trabajadores expone que “también se les debe dinero a varios de los artistas que brindaron shows en Kaya, y a los proveedores que recibieron cheques sin fondos durante el mes de enero y febrero”.

“Al contar nuestra historia en redes sociales, muchos de los proveedores comenzaron a querer comunicarse por su situación, y nos llegó que artistas que estuvieron ahí no pudieron cobrar”

La abogada representante del caso es Silvana González se dijo que dará declaraciones luego de la primera audiencia en San Carlos.