Trabajadores del Parque Provincial Pereyra Iraola y dependencias aledañas repudiaron a la Directora de Flora y Fauna, Marina Reyes «por los descuentos de mas de medio sueldo por los ausentes inventados desde la dirección  a dos compañeros de la ECAS», dnde ademàs denunciaron que «la persecución por afiliación y por hacer uso de un derecho laboral como lo es participar de las asambleas de los trabajadores».

Los trabajadores advirtieron que esta funcionaria «con el consentimiento de la Directora  de Personal Verónica Cúneo y del  Director General de Administración, Nicolas Witwer ante un sistema de trabajo en burbujas que continúa en todas las dependencias del territorio del Parque están solicitándole solamente a estos dos trabajadores perjudicados por los ausentes y descuentos que cumplan régimen total de 48 hs, vulnerando lo que sería una medida sanitaria y no haciéndolo por la vía legal administrativa. sino por medio de matones, ilegalmente y en forma amenazante. Sometiendo a violencia permanente a los trabajadores».

La asamblea votó por unanimidad que los trabajadores vuelvan al règimen laboral normal todos juntos y que no aceptaran indicaciones fuera de la comunicación administrativa legal por parte de las autoridades inmediatas superiores correspondientes.

Asimismo, señalaron que «los incumplimientos del Director Provincial Germán Linzer  a todo lo solicitado por esta área de trabajo que son innumerables, uno de ellos y muy grave es no haberle dado curso a la solicitud de renovación de los permisos de conducción de vehículos oficiales entre muchos como la no provisión de los Uniformes, maquinarias, herramientas, combustible y demás. El Sr Director alega siempre que la Base de guardaparques con todo el personal de Agrarios esta inserta en territorio de OPDS  a lo cuál los trabajadores le  decimos que los errores administrativos de los funcionarios de las sucesivas gestiòn».

«Denunciamos a los funcionarios de la  gestión como misóginos por que la dependencia más perseguida es la única a cargo de una mujer. La unica encargada que jamas fue escuchada ni convocada a una mesa de trabajo», agregò el durísimo comunicado.

DARLE DIGNIDAD AL PARQUE

Hoy el Parque Pereyra Iraola parece abandonado a la buena de Dios con todo tipo de irregularidades, un hecho que El Suburbano viene marcando e informando hace tiempo, por ello ademàs los trabajadores solicitaron «que el Parque en su totalidad, respetando la Ley de expropiación, debe estar bajo la órbita de un solo organismo como fue siempre y que  en forma urgente las máximas autoridades Provinciales deben trabajar en pos de revertir esta situación irregular en la que esta inmerso desde el año 2008, y que de no corregirlo cada vez será peor el estado de crisis y deterioro de todo tipo de derechos a trabajadores, derechos de las personas, de los animales, de los bienes comunes y otros».