Militante de la UCR Avellaneda, denunció que la discriminaron los jóvenes de este espacio: «Me siento avergonzada de los comentarios misóginos que tuve que leer sobre mi»
A través de un centenar de capturas de distintos grupos de chat ( whatsapp) que llegaron a su celular pudo enterarse de como los jóvenes de la Juventud Radical de Avellaneda se reian y agredían su persona y la de otros militantes del partido.
«Casi me descompongo al leer tantas palabras violentas de un grupo de jóvenes que solía saludarme en persona muy amablemente. Fue desgarrador para una mujer leer palabras como » gorda incojible» y muchas mas que no pienso reproducir, porque son irreproducibles y se pueden ver en el texto de la denuncia»
Valeria Traverso, milita en el espacio desde hace ya 3 años, es también Secretaria adjunta de la Franja Morada UNDAV, como estudiante de Periodismo de dicha casa de estudios. «Esto paso la semana pasada, los chat son del mes de marzo, en esos chat se puede ver como agreden a la Presidente del partido con expresiones como » Puta», » Negra» «Coneja» por tener 3 hijos. Como bien dije anteriormente sobre mi no solo se refirieron a mi aspecto físico, ya que sufro hace años de un trastorno alimenticio como lo es la obesidad sino que también hacen acotaciones sobre mi novio que para estar conmigo tiene que ser síndrome de Down, utilizando esto último como una agresión, realmente aberrante. Me avergüenza como militante del radicalismo leer estos comentarios insultantes.
Traverso ya ha realizado una denuncia pertinente en el INADI y en diferentes entidades de diversidad y género, del Partido de Avellaneda.
«Del partido solo he recibido apoyo de la Presidente actual Melisa Gorosito y de distintos Concejales del Bloque de Juntos pero del partido Radical de ninguno, me dejaron sola, hasta parece que apañaran la situación, realmente muy triste. Lo mas gracioso de todo esto es que iba a formar parte de una supuesta mesa distrital de diversidad de la que me sacaron al enterarse que iba a denunciar este tema en el Inadi, ironias de la vida».