Eluney Morena se llamaba la bebé que falleció al nacer el pasado fin desemana en el Hospital de Quilmes Isidoro Iriarte. Sus familiares le apuntan a los especialistas de la Institución provincial. Sus padres: Carla Ivana Lencinas y Martín Nicolás González, están devastados. Y buscarán que la Justicia esclarezca la muerte de su pequeña hija.

No es la primera vez que sucede algo así en el nosocomio provincial. Carla Lencinas ingresó el sábado por la mañana. Y de acuerdo a lo explicado por familiares, el nacimiento se produjo alrededor de las 20. Carla estuvo varias horas sin reaccionar producto de una anestesia presuntamente mal colocada.

Habría recibido anestesia total, cuando debería habérsele aplicado un somnífero local.

Detallan que fue tan alta la dosis que Carla tuvo que no sólo corrió riesgo su vida, sino que habría sido uno de los detonantes del desenlace. Otra Negligencia se produjo cuando comenzaron los trabajos de parto, no pudiendo sacar al bebé, por lo que se utilizó forceps. Y al quedar atorada en el canal de parto durante un rarto, habrían dejando sin aire al recién nacido.

A esa altura, nada estaba en el camino correcto. Ante el atascamiento de Eluney Morena en el canal de parto, la pequeña habría sido introducida nuevamente para reiniciar el procedimiento con una cesárea.

Ante esto, la bebé nació sin respirar, y tuvieron que colocarle sonda y oxígeno. Lograron establecerla momentáneamente, pero tres paros cardíacos la dejaron sin vida.

Una vez fallecida, siguieron las irregularidades, ya que los padres -Carla y Martín- no fueron notificados del traslado del cuerpo a la morgue. Tampoco firmaron, ni autorizaron, ese traslado. Desde el entorno de la familia buscan una sanción a los que causaron este final evitable. Sanción que deberá ser establecida por la Justicia.