Trabajadores de una cooperativa de Wilde fueron desalojados este martes por policías bonaerenses tras una orden judicial, en un procedimiento en el que hubo heridos y unos 40 integrantes del emprendimiento quedaron demorados, quienes denunciaron haber sido «reprimidos de forma violenta».
Por su parte, el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Andrés Larroque, criticó al juez que dispuso el desalojo de los miembros de una cooperativa Nueva Generación, y consideró que el magistrado «violó un acuerdo que había entre el Estado provincial y los trabajadores».
«Nos han reprimido de forma violenta. Nos llevaron detenidos, nos han desalojado a palos, estamos todos muy mal. Nosotros no ofrecimos re-sistencia. Nos llevaron a la (comisaría) 5ta. de Avellaneda. Les pedimos que difundan por favor», señaló Alicia Gutiérrez, presidenta de la Cooperativa de Trabajo Nueva Generación.
En un clima de tensión se hi-cieron presentes en el lugar -sede de la Cooperativa de Trabajo Nueva Generación Limitada, ubicada en Méndez 671, de Wilde- más de 200 efectivos de la Policía bonaerense, con camiones, camionetas y motos de la fuerza, junto a cuatro fun-cionarios del Poder Judicial.
El desalojo fue ordenado por el juez Pablo Ernesto Bocaccia del Juzgado en lo Civil y Comercial N 1 de Avellaneda
«Somos más de 200 detenidos, trabajadores de la cooperativa, con personas de UTEP y de la CTA-Autónoma, de los mo-vimientos de la economía social de Avellaneda y Quilmes, el Movimiento de Trabajadores Excluidos», informaron.