Tras el escándalo que se destapó en la Fifa, y en el cual su familia se vio involucrada, el ex presidente del Club Quilmes, Andrés Meiszner, se refugió en Rawson, provincia de Chubut. Tierras sureñas que no solo lo acobijaron del escándalo, también le dio un espacio para que pueda desarrollarse políticamente frente a la Secretaría General de la Gobernación.
En diálogo con los colegas de La Tecla Patagonia, Meiszner no solo habló de la complicada situación que vive la Provincia en materia financiera y sobre su rol como mediador con la Legislatura. También se refirió a su relación con Aníbal Fernández y a las gestiones de Axel Kicillof en territorio bonaerense y de Mayra Mendoza en su Quilmes natal.
Al hablar de su vínculo con Aníbal Fernández, Meiszner afirmó que “tengo el honor de haber trabajado con Aníbal desde el año 1992, cuando fue intendente de Quilmes. Es como un segundo padre para mí. Obviamente que después de haber sido uno de los mejores jefes de Gabinete que ha tenido el kirchnerismo en sus doce años de gestión, me parecía necesario que una figura como él estuviera en la gestión. Que se lo haya convocado para presidir un organismo como YCRT, me parece un paso previo a otros cargos que va a tener, seguramente, porque es un cuadro político que no es para desperdiciar. Hay pocos tipos con la capacidad de trabajo que tiene Aníbal”.
-¿En qué estado se encuentra la causa judicial del Club Quilmes en la que está imputado por la supuesta compra irregular de un arquero?
-Fue una operación que nunca se concretó, porque hubo un cambio de la comisión directiva. Se hizo el descargo pertinente en el año 2016 y está en esa situación. La intimación llegó a nivel institucional y la están resolviendo en el Club.
-¿Cómo peronista y bonaerense ¿Cómo ve la gestión de Axel Kicillof en este difícil contexto de pandemia?
– Tuvo que hacerse cargo de la Provincia en un contexto que no fue el mejor. La exgobernadora Vidal, tuvo una cobertura mediática que no tuvieron otros gobernadores, si a esto le sumamos el déficit provincial, la pandemia y la situación de vulnerabilidad que tiene hoy el Conurbano, me parece la gestión de Kicillof hoy es superlativa. Tratar de contener la pandemia en el Conurbano con los niveles de salubridad que existen en esa región; y la cantidad de población que tie-nen los partidos más alejados de Capital, en el segundo y tercer cordón, es una tarea titánica y se está abordando de una manera correcta desde el punto de vista de la salud. Axel es una persona que tiene los conocimientos necesarios para conducción y sacar delante de una vez por todas a la provincia de Buenos Aires.
-¿Y a su Quilmes natal cómo lo ve con la gestión de Mayra Mendoza?
– Nadie puede discutirle a Mayra su militancia y la proximidad con los compañeros en territorio. Creo se da una situación semejante a la situación en la provincia de Buenos Aires. Los últimos cuatro años en la ciudad de Quilmes están a la vista. La tarea que tiene Mayra hoy es primero tratar de volver a relacionarse con los que menos tienen en un partido que tiene más de 600 mil habitantes. Al estar muy cerca de la Capital muchas veces intenta copiar cosas de la Capital que luego no se traducen en el mejoramiento de la calidad de vida de los vecinos, por ejemplo servicios básicos; cloacas; agua potable sobre todo en la parte oeste del distrito, San Francisco Solano, La Cañada, Bernal Oeste. Allí hay situaciones de altísima vulnerabilidad donde seguramente Mayra hará hincapié.