Los estrategas del gobierno parece han comenzado a diagramar la ingeniería electoral de cara a las elecciones 2019. Movidas que buscan una mejor llegada que potencie a los candidatos oficialistas. Algunos piensan en el desdoblamiento electoral, para potenciar la candidatura de la gobernadora María Eugenia Vidal, y debilitar la figura de Cristina Fernández de Kirchner. Hecho que se suma al pedido de varios jefes comunales PRO de dejar sin efecto las elecciones Primarias y Obligatorias.
Trascendió en las últimas horas que el oficialismo evalúa el desdoblamiento electoral de la Provincia. Separación de la elección nacional que potenciaría la candidatura a la reelección de la gobernadora María Eugenia Vidal, y debilitaría la figura de Cristina Fernández de Kirchner ante el futuro acuerdo con los intendentes de los populosos distritos de la Primera y Tercera Sección Electoral.
“Vidal buscará su reelección, y necesita garantizarse del conurbano profundo donde el macrismo tiene más dificultades”, explicaron a este medio al graficar el gran caudal de adhesión que perdió Cambiemos por las sucesivas crisis.
La idea que se fortaleció en las últimas horas se potencia al saber que habría un compromiso para demorar hasta finales del primer trimestre de 2019 la fijación del calendario electoral. Por lo que los más creyentes ven que con un triunfo de Vidal se daría un impulso al oficialismo para la elección presidencial, quitándole fuerza al arrastre que CFK produciría en muchas de las nóminas que disputarán poder en las intendencias.
Con este desdoblamiento, los intendentes podrían jugar la personal en su territorio, y de cara a las nacionales dejar al libre albedrío la elección. E imaginan a la figura de la ex Presidente desinflarse en su principal bastión electoral.
Otra de las movidas que son analizadas es la eliminación de las elecciones PASO. La excusa perfecta es la crisis y el abundante gasto que genera una elección. Pero la realidad es que temen que el Partido Justicialista -finalizada la elección- encuentre un líder y todos se alineen detrás del ganador de cara a las Generales de Octubre.
La iniciativa es elaborada por los intendentes de Cambiemos, principalmente por el jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, y su par de Lanús, Néstor Grindetti.
Mientras tanto, en la Legislatura Bonaerense hay un proyecto massista que de aprobarse habilitaría a los intendentes a separar las elecciones comunales de las provinciales y nacionales. Una movida que busca la independencia de los Intendentes.
Tres jugadas que están en plena evaluación, con el único fin de generar un mejor posicionamiento del oficialismo en la siempre clave provincia de Buenos Aires.