El flamante subsecretario de Fiscalización de Quilmes, Héctor Fernández Messia, brindó algunos detalles de un tema controvertido, como es la nocturnidad. “Vengo de áreas mas técnicas, y la noche es un fenómeno que debe ser abarcado por muchas áreas. Necesitamos interactuar con otras áreas, como Policía y Minoridad, Jueces de Falta, para que también se involucren en el tema de los menores. Está en curso la posibilidad de modificar la ordenanza de nocturnidad, porque entendemos que del otro lado hay una parte privada que da fuentes de trabajo, y es otro actor que debe ser escuchado en la discusión siempre y cuando se de una discusión seria. También está el vecino, que encuentra su vida alterada por ruidos, etcétera. Hemos conversado previamente con los empresarios, como saben que hubo cambios de autoridades, se acercan a la agencia y manifiestan sus inquietudes”. El funcionario respondió sobre algunos boliches con nombre y apellido. Yuppies: “Hay boliches que son históricos de Quilmes, se los puede readecuar para que puedan funcionar. Por ejemplo, Yuppies que tiene más de 30 años, Si se lo reacondiciona y cumple con todas las condiciones de sonoridad, vía publica, y demás, podría funcionar tranquilamante. Hay boliches que se han ganado ‘derechos adquiridos’ como los llaman ellos, a través de abogados, apelaciones, recursos de amparo… Seríamos como la policía administrativa”. Blend: “Lo hemos infraccionado por ruidos molestos. Una vez que hacemos la infracción, ya pasa al Juzgado de Faltas. A DOM y a Oveja Negra, hemos ido semanas para medir el sonido dentro y fuera”. Enigma: “Está habilitado el sector donde estaban las Pirámides, el otro área está a punto de habilitarse”.