«ES SANO PARA LA POLITICA Y PARA QUILMES QUE TENGAMOS UNA INTERNA CON EL EX INTENDENTE MOLINA». Así comenzó la nota que le hiciera este medio al fundador del Partido Vecinal Identidad Quilmena y referente de Hacemos Quilmes, Walter Di Giuseppe.
En las últimas horas se fueron viendo definiciones políticas locales con gran cumulo de reuniones de Di Giuseppe, como también un despliegue en la calle con afiches y pintadas de paredones. En sus redes sociales se sucedieron muchos encuentros en los que se lo ve bendecido por el arco político nacional y provincial del espacio Hacemos.
Consultado por el armado quilmeño, señaló: «Desde hacemos vamos a conformar un Frente conjuntamente con Juntos por el Cambio, el radicalismo, el PRO y las demás fuerzas que se acerquen identificadas con una consigna que todos tenemos en virtud de no compartir el esquema y forma del gobierno actual, carente de proyecto y estrategia para una mejor ciudad».

«Este año 2021 nos encontrara renovando a los concejales y es necesario que sean los vecinos de Quilmes quienes elijan a los candidatos que quieran tener en la boleta de noviembre y para eso están las PASO. Nosotros tenemos la obligación de darles a nuestras mejores mujeres y mejores hombres para que sean ellos quienes decidan. Por eso digo que será sana la interna con el sector que lidera el ex Intendente Molina. Por caudal de votos y por ser el principal referente de ese sector es justamente Martiniano quien debería encabezar la lista de su espacio y yo aspiro a encabezar la lista del nuestro», señaló.

«Un gran porcentaje de la ciudadanía lo acompañó en la pasada elección que perdió ante Mayra Mendoza, y deberemos poner nuevamente en consideración si quieren volver al pasado o si todos juntos y con una nueva dirigencia podremos interpretar coherentemente y en equipo los requerimientos y las necesidades de una ciudad abandonada a la desidia de dirigentes que no han estado a la altura de los hechos, ya sea por falta de capacidad o por falta de estructura, pero también, y en lo que respecta a la actualidad, por dedicarse a militar en vez de conducir, por dedicarse al marketing nacional en vez de resolver las necesidades reales de los quilmenos», enfatizó Di Giuseppe.

«Creo que es un momento bisagra en la vida de Quilmes, donde deberemos ser los vecinos de verdad quienes pensemos una ciudad diferente y eso comienza desde la legitimidad de representación», finalizó.