Preocupados, un grupo de vecinos bernalenses presentó en las últimas horas una denuncia en la Municipalidad de Quilmes, mediante un expediente que busca realizar la estación de servicio GNC ubicada en Calchaquí y Boedo, de Bernal Oeste, para de esta forma poder empezar a vender combustible liquido. Desde la firma hablan de una movida de la competencia.

Según se supo por la carta vecinal, el comercio mencionado no cumpliría con los metros cuadrados que permite la ordenanza vigente, y que regula a este tipo de emprendimientos de alto riesgo, ya que para las “duales”, como se denominan las estaciones de servicio que venden tanto naftas como GNC, la superficie debe ser de 1500 metros cuadrados, cuando la misma tiene aproximadamente 650 metros cuadrados.

Otro de los emprendimientos apuntados por vecinos es la estación de servicio ubicada en avenida Los Quilmes y Cerrito, también de Bernal Oeste, que luego de permanecer cerrada un largo tiempo, ahora reapareció funcionando como “dual”, cuando la superficie de la misma es de unos 850 metros cuadrados aproximadamente.

Es por eso que presentaron por mesa de entradas un expediente para que se realice la inspección correspondiente.

Más allá de otros datos, no menos importantes, que acompañan el expediente en cuestión, muchos recordaron que estos emprendimietos fueron impulsados y manejados por quien fuera en su momento secretario de Gobierno de Quilmes, Fernando Pérez Gresia, hecho que ratificaron desde la empresa. Un dato no menor teniendo en cuenta los protagonistas.

“SE HABILITARON ANTES DE LA ORDENANZA”

Allegados a la empresa, consultadas por este medio, expresaron que “se habilitaron los emprendimientos previo a la ordenanza por lo que tiene un derecho adquirido. Asimismo, hay que decir que la conversiòn dual la ordenanza no lo establece”.

Y se mostraron enfáticos a la hora de apuntar los cañones hacia la competencia: “están desesperados por esta apertura; sabemos quienes estàn preocupados porque abra, son de la competencia, una movida sucia, ya que deberán estar muy seguros de que tengan todos los papeles en regla, no vaya a ser que le salga el tiro por la culata.