Científicos del Conicet, Malbrán y Leloir junto a la Prefectura Naval Argentina (PNA), quienes encontraron una elevada cantidad de los mismos que no se habían registrado hasta el momento en Argentina, detectaron dos picornavirus en la Cuenca Matanza-Riachuelo, que si bien ya son virus presentes a nivel global no se habían registrado antes en nuestro país.

Se trata de dos picornavirus: el Cosavirus y el CardiovirusSaffold -integrantes de una familia muy amplia de virus con genoma de ARN que también incluye al virus de la polio, los enterovirus causantes de brotes de meningitis y el virus de la hepatitis A, entre otros-, los cuales fueron hallados en 274 muestras de agua recolectadas entre 2005 y 2015 en esta cuenca.

Según lo informado por Télam, esta detección señala que hay una "alta circulación silenciosa" de estos patógenos, que hasta el momento provocan infecciones asintomáticas en la mayoría de los casos y no han generado epidemias en otras partes del mundo.

Daniel Cisterna, doctor en Bioquímica y Virología, líder de la investigación e integrante del Servicio de Neurovirosis del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI)-ANLIS Malbrán, explicó a Télam que se trata de virus “que ya se habían encontrado en otras partes del mundo, de hecho son virus globalizados, pero en Argentina todavía no se habían detectado en el medio ambiente”.

Y detalló que “se encuentran asociados a enfermedades respiratorias o diarreas y un trabajo reciente en Irán vinculó al Cosavirus con meningitis y encefalitis, es decir con enfermedades neurológicas".

La evidencia científica internacional actual –explicó Cisterna- no surge que estos virus hayan producido brotes de enfermedades importantes, y que en la mayoría de los casos las personas son asintomáticas.

Qué dice el estudio publicado sobre los dos virus encontrados en el Riachuelo

El estudio, publicado en "TheJournal of Food and Environmental Virology", es parte de un trabajo de vigilancia de los poliovirus que el laboratorio dirigido por Daniel Cisterna realiza del Cono Sur y Bolivia para la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El trabajo publicado sostiene que "la mayor parte de las diarreas están causadas por rotavirus, norovirus, entre otros, pero queda un porcentaje de casos, entre el 30 y 40 por ciento, sin diagnóstico y lo mismo sucede en las enfermedades respiratorias".