e trata de un tendido de 22 kilómetros de líneas de alta tensión que unirán la Subestación Glew con la nueva Subestación Bachofen y que mejorará el servicio de 50 mil vecinos de la zona

Edesur avanza en el montaje de estructuras de hormigón para la línea de alta tensión en doble terna, que va a unir la Subestación Glew con la nueva Subestación Bachofen, lo que dará más potencia y previsibilidad a la red en la zona sur del Conurbano Bonaerense, recorriendo los partidos de San Vicente, Perón y Glew.

Se trata de 22 kilómetros de obra que consisten en 15 kilómetros de cableado subterráneo y 7 kilómetros de línea aérea con estructuras de alta tensión, que comprenden postes de hormigón de aproximadamente 15 toneladas cada uno. Ya se izaron unos 30 postes sobre un total de 80.

Esta obra, que beneficia 50 mil clientes y demandará una inversión total de casi 13 millones de dólares, ayudará a reducir las fallas y acompañará el crecimiento de la zona con más y mejor potencia.

Es importante destacar el desarrollo previsto de red en el Partido de San Vicente, que incluye siete nuevos alimentadores de media tensión, refuerzos y nuevas vinculaciones por un total de 26 km.

El nombre de la nueva subestación es en homenaje a Elisa Beatriz Bachofen, la primera mujer en recibirse de ingeniera civil en Argentina y Sudamérica.