Las obras, por cerca de 50 millones de pesos, demandaron un operativo especial por la participación de un equipo de más de 25 personas en plena pandemia.

Edesur renovó equipamiento en la Subestación Bosques mediante un importante operativo que tuvo en cuenta las restricciones y cuidados que exige la pandemia. Gracias a los trabajos, que demandaron cerca de 50 millones de pesos, se beneficiaron unos 400 mil clientes de la Provincia de Buenos Aires, que tendrán una red fortalecida.

Los trabajos realizados aportarán seguridad y confiabilidad al sistema, con un impacto a nivel de potencia en 600MVA. Esto no sólo alcanza a los clientes de la Subestación Bosques, sino también a todo el corredor que alimenta en conjunto con la Subestación Dock Sud, es decir 9 Subestaciones AT/MT y para los clientes que se alimentan en alta tensión, entre ellos Aysa.

El cambio de dos interruptores por otros más modernos demandó tareas durante 15 días, ya que se retiraron los equipos viejos y se colocaron nuevos junto con todas las tareas necesarias para la reconexión de las protecciones asociadas.La obra demandó un equipo de trabajo de 25 personas, entre personal e inspectores. Esto sumó un desafío adicional, ya que se coordinó un operativo especial para cuidar a los trabajadores en medio de la situación sanitaria que implica la pandemia de Covid-19.

Se montó un esquema de celularización, por lo que cada sector contó con su oficina y baño para evitar contacto estrecho entre las distintas áreas que se movieron como burbujas, garantizando la segregación espacio-temporal: se definieron sectores para deambular -según el área a la que pertenecían los trabajadores- y hubo rotaciones de turno para intervenir sobre la instalación”, explicó Gianluca Palumbo, Responsable de Infraestructura y Redes.

Gracias a obras como la de Bosques, Edesur ha logrado reducir la duración de los cortes en un 55% desde el 2016, con una inversión de más de 820 millones de dólares hasta el año 2020.