Las obras, por 19 millones de dólares, serán realizadas a pedido de la empresa de aguas, y consistirán en la reforma total de la Subestación eléctrica Isla Maciel en alta tensión. Incluyen el trazado de un nuevo electroducto y la construcción del Puesto de Entrega y Medición en la nueva planta de AYSA en Dock Sud, Avellaneda

Edesur firmó un acuerdo con AySA para comenzar a construir en enero de 2022 un nuevo electroducto y un Puesto de Entrega y Medición, además de reformar la Subestación Isla Maciel, en el partido de Avellaneda.

Las obras consistirán en la duplicación de potencia de la Subestación Isla Maciel hasta llegar a los 80 MVA, la construcción de un electroducto de alta y media tensión de 2.5 kilómetros con una doble terna. Complementariamente, en el predio aledaño a la subestación se levantará un nuevo edificio donde se instalarán equipos híbridos de última tecnología para optimizar la operación y flexibilidad de la red de alta tensión.

La realización de estos trabajos le permitirá a AySA tratar 2.332.800 metros cúbicos de efluentes por día, para beneficio de 4.3 millones de habitantes de la margen izquierda del Riachuelo. El Sistema Riachuelo implica la construcción de más de 40 kilómetros de túneles. La planta de pre- tratamiento en Dock Sud es parte del Sistema Riachuelo, donde se tratarán los líquidos recibidos del Mega Colector.

“Esta obra es fundamental para mejorar la provisión y extensión de un servicio esencial a los vecinos de la zona del Riachuelo. Es muy importante poder trabajar en conjunto con AySA para seguir mejorando la vida de los argentinos”, resaltó durante el acto Juan Carlos Blanco, presidente de Edesur.

“Es de muchísima importancia cuando dos empresas de servicios públicos se ponen de acuerdo y trabajan en conjunto en pos de una mejor calidad de vida para las vecinas y vecinos, en este caso de quienes son parte de la Cuenca Matanza-Riachuelo. Tenemos muchas cosas para hacer en conjunto y esperamos que para el primer semestre de 2023 podamos festejar que esta gran obra que llevó muchos años, esfuerzo, trabajo, presupuesto, pero sobre todo coordinación, se ponga en marcha definitivamente”, señaló Malena Galmarini, presidenta de AySA.

Durante la firma del convenio, Blanco entregó a Galmarini, un cuadro de la ingeniera Elisa Bachofen, “símbolo de las mujeres pioneras en el ámbito de la ingeniería argentina”.