Más allá de las conversaciones por la “unidad” que el PRO busca consolidar, pequeños gestos siguen generando ruido puertas adentro del armado de Juntos por el Cambio. 

Uno de ellos fue el cartel ubicado frente al palacio Municipal de Quilmes que resalta: “Jorge Macri – Proyecto Bonaerense”. Pasacalle que fue colgado en distintos puntos del distrito como el que se ubicó estratégicamente en el acceso a la ribera quilmeña.

Todos marcan así las fuertes diferencias que ocurren por estas horas puertas adentro del espacio que supo contener unido el macrismo.

En Quilmes, aún las cosas siguen a la deriva, a la espera de cómo se cierra a nivel nacional, para ver cómo se replicará en el distrito que no es conducido por ninguno de los actores que buscan consolidar fuerzas dentro de la alianza electoral.

Otros que también buscan posicionarse

Otro que salió el fin de semana a marcar territorio fue el dirigente Mariano Casado, quien con su agrupación Unidad Popular busca posicionarse dentro del Frente de Todos. Casado, es un dirigente con fuerte llegada a ATE Bonaerense y supo consolidar su militancia dentro del peronismo quilmeño.

Otro que no dudò en realizar pintadas y pegatinas en distintos puntos del distrito es el funcionario municipal, Angel Norambuena, quien viene manejando gran cantidad de cooperativistas a discrecionalidad, y que podría llegar a ser noticia en algunas semanas.