A las carreras que dicta la UNAJ y la UNQ, las autoridades avanzan para que la Universidad de Lanús pueda ser parte del CUB. Espacio que acerca la educación universitaria a los vecinos de la ciudad

 

Acompañado por el presidente del Concejo Deliberante, el intendente Juan Patricio Mussi, y la rectora de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), Ana María Jaramillo, firmaron un convenio de cooperación mutua con el fin de promover acciones conjuntas, tendientes a crear lazos de colaboración recíproca en los campos académico, científico y cultural.

A través de este acuerdo, la Casa de Altos estudios podría sumar en un futuro su oferta académica al Centro Universitario de Berazategui (CUB), que se inauguró este año con el objetivo de acercar la universidad pública y gratuita a todos los vecinos del distrito. Allí, actualmente se dictan los primeros años de diferentes carreras pertenecientes a la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) y la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ). Además, el Municipio también podría tener la posibilidad de fortalecer sus cuadros técnicos a través de la nueva Tecnicatura en Gestión de Gobierno Local de la UNLa.

“Quiero manifestar la alegría que tenemos por haber firmado este convenio de cooperación mutua entre la Universidad de Lanús y la Municipalidad de Berazategui. Este compromiso que asumimos tiene como objetivo ampliar lazos entre ambas instituciones, no solo con un fin académico sino también en base a proyectos científicos y culturales”, aseguró el Jefe comunal durante la ceremonia, que también contó con la presencia del presidente del Concejo Deliberante local, Juan José Mussi; y del director de Abordaje Territorial de la Universidad Nacional de Lanús, Agustín Balladares.

Al tomar la palabra, Juan Patricio Mussi analizó que “hace poco tiempo, en Berazategui abrió sus puertas el CUB y creemos que solo fue el puntapié inicial de lo que vendrá. Este Centro Universitario municipal, donde nuestros vecinos pueden cursar carreras de las UNQ y la UNAJ, más la Campaña de Alfabetización comunal y este convenio con una prestigiosa universidad como la UNLa, nos marcan el camino de crecimiento en materia de educación para nuestra Ciudad”.

Por su parte, Ana María Jaramillo manifestó que “nos pareció muy importante sumarnos a esta gran iniciativa impulsada por la Municipalidad de Berazategui con el fin de acercarle la educación a la gente, que hasta no hace muchos años debía desplazarse hasta La Plata o la Ciudad de Buenos Aires para poder realizar una carrera universitaria. Esa ha sido precisamente una de las más grandes virtudes de haber construido universidades en el Conurbano bonaerense”.

Además, la máxima autoridad de la UNLa distinguió la oferta académica de esta acreditada institución educativa. “El objetivo de nuestra Universidad no es disciplinar, sino formar a jóvenes, mujeres y hombres para que, como diría (Arturo) Jauretche, puedan resolver los problemas actuales de nuestra Patria. Es decir que, por ejemplo, no tenemos Medicina, sino Salud; y no tenemos Derecho, sino Justicia y Derechos Humanos. Incluso, hasta hemos sido los iniciadores de la Carrera de Seguridad Ciudadana, porque si el problema es la seguridad consideramos que nuestro deber es formar en la seguridad de nuestra ciudadanía”, explicó Jaramillo tras la firma de este esperado convenio, que en principio tendrá un período de vigencia de diez años, prorrogable automáticamente por iguales períodos de tiempo.

El Centro Universitario Berazategui se encuentra ubicado en Diagonal Obispo Jorge Novak y 145, en un predio cedido a préstamo por la empresa Fibercord S.A y cuenta con seis aulas, un área administrativa y una recepción. Actualmente, y solo por ahora, se cursan allí algunas carreras, o parte de ellas, pertenecientes a la Universidad de Quilmes (UNQ) y a la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ).

 

Las clases (que comenzaron el 13 de agosto pasado con más de 500 estudiantes) se dictan de lunes a viernes, de 8 a 22, y sábados, de 8 a 14. Además, puede cursarse el primer año de algunas de las carreras de grado que se brindan en esas universidades.

Del total de los estudiantes que ya están cursando, 480 pertenecen a la UNAJ y 130 a la UNQ, mientras que el 70% de los matriculados son de Berazategui y el 70% también son primera generación de universitarios en sus familias.