El ofrecimiento se produjo en la red social del pajarito. Allí, el quilmeño Carlos Bianco -dueño del Renault Clío que trasladó al electo gobernador Axel Kicillof en su campaña provincial- recibió la consulta de un usuario, quien preguntaba si vendía el automóvil que ya es historia de la política Bonaerense. Sin dudarlo, Bianco -quien suena como Jefe de Gabinete de la Provincia- respondió en Twitter: “¡El Clío es del pueblo, no se vende, se defiende!”. Frase que dio fin a toda aspiración.