El día llegó. Y el Concejo Deliberante de Quilmes hizo historia al sesionar extraordinariamente en forma virtual. Juntos, los concejales aprobaron la modificación del Reglamento Interno del Concejo Deliberante para que el cuerpo pueda realizar sesiones virtuales y avanzar en las necesidades legislativas que tiene la ciudad.

Tal como adelantó El Suburbano en su edición anterior, el presidente del HCD, Fabio Báez, convocó a Sesión Extraordinaria virtual. Reunidos en su totalidad (24), el cuerpo trató la modificación del Reglamento Interno, y habilitó el tratamiento virtual del Deliberante local.

En el recinto legislativo sólo se encontraban el presidente del Deliberante, Fabio Báez, junto los presidentes de bloque Juan Manuel Bernasconi (Juntos por el Cambio), Gabriela Fernández (GEN), y Eva Stolzing (Frente de Todos). Mientras que desde sus casas sesionaban el resto de los concejales presentes en el encuentro virtual que se realizó a través de la plataforma Zoom.

Durante el breve debate se explicó que esta modalidad se adoptó en el marco del Decreto de Necesidad y Urgencia N° 260/2020 y 297/2020 del Poder Ejecutivo Nacional, el Decreto N° 132/2020 del Gobierno Provincial, Decretos Municipales N° 470/2020, 644/2020 y 755/2020, y las recomendaciones del Ministerio de Salud.

Luego de la aprobación, tomó la palabra cada uno de los presidentes de bloque, quienes coincidieron en resaltar la iniciativa y agradecieron a los trabajadores de la legislatura local.

Stolzing fue la primera en señalar su posición, y aseguró que “poder realizar esta semana una sesión con distintos temas me pone orgullosa”.

Posteriormente, Bernasconi destacó que “era muy importante que el Concejo Deliberante vuelva a funcionar. Trabajamos para que el viernes realicemos un temario para una sesión virtual”. Mientras que Fernández indicó que “este Concejo atraviesa un momento histórico”.

“Realizamos una sesión extraordinaria histórica”, afirmó Báez, para luego reconocer el trabajo de cada uno de los integrantes del cuerpo.

Así se iba la primera sesión extraordinaria virtual de la Región. Y dejó la puerta abierta para que el Concejo Deliberante de Quilmes comience a encaminarse a la normalidad a través de esta herramienta tecnológica.