Al principio iban a ser dos proyectos, pero finalmente oficialistas y opositores unificaron la declaración de la Emergencia en Seguridad en Quilmes. Propuesta que fue votada por unanimidad y que establece la Emergencia por 180 días.
En ese plazo, el Ejecutivo deberá disponer de de los elementos que crea necesarios para poder mejorar la calidad de vida de la comunidad: dotar y equipar las herramientas para la prevención del delito, entre otras, cámaras nuevas, y alarmas comunitarias/botones antipático para comerciantes y vecinos, que estén conectadas con el Centro de Emergencia de Quilmes (CEQ), y se gestionará el aumento de luces led, y mejora de la iluminación pública.
La Municipalidad quedará habilitada para solicitar al Ministerio de Seguridad equipamiento y la instalación de puestos de control de fuerzas de Seguridad Federal como refuerzo de la fuerza provincial. También se profundizará la capacidad de trabajo del, ampliando zonas de vigilancia, de dispositivos de localización, salas de monitoreo y control, en todo el distrito.
Con esta ordenanza, el Gobierno local podrá efectuar las adecuaciones de partidas presupuestarias necesarias a los efectos de aumentar, profundizar, articular e implementar las tareas de prevención y acciones positivas necesarias para optimizar las condiciones de seguridad.
Finalmente, el Departamento Ejecutivo remitirá trimestralmente a la Comisión de Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos del Concejo Deliberante, las políticas adoptadas en el marco de la emergencia declarada, para realizar el seguimiento.